La Medicina Tradicional China se basa en el concepto de Chi o Prana (Energía Vital), que recorre el cuerpo físico de la persona y constituye su cuerpo vital o campo mórfico.

El Chi o Prana regula el equilibrio espiritual, mental, emocional y físico, según el principio de las fuerzas antagónicas y complementarias Yin y Yang.

La Medicina Tradicional China explica que la enfermedad ocurre cuando se altera el flujo del Chi y se produce un desequilibrio del Yin y el Yang.

Tiene como base filosófica las observaciones y el conocimiento de las leyes fundamentales de la naturaleza, según las cuales, éstas gobiernan el funcionamiento del organismo humano para aplicar esta comprención al tratamiento de las enfermendades y mantenimiento de la salud a través de diversos métodos:

*  Acupuntura
*  Ventosas
*  Moxas
*  Masajes
*  Ejercicios físicos
*  Meditación
*  Alimentación